Gastropepe

El blog

Adiós a un tabernero ejemplar, Godofredo Chicharro

¡Que pena, cuando se nos va la buena gente!. Cuando nos dejan personas que han vivido la historia de nuestras ciudades en primera persona. Gentes irrepetibles, de otra época. Se ha ido para siempre Godofredo Chicharro, una de las almas de mi querida Casa Ciriaco.

Godofredo Chicharro y José Ribagorda en Casa Ciriaco

Godofredo Chicharro y José Ribagorda en Casa Ciriaco

Godo, como le llamábamos, representaba junto con su hermano Ángel el espíritu de los taberneros. Regentaban la mítica Casa Ciriaco, donde se ha escrito parte de la historia de la ciudad de Madrid. Un lugar de leyenda, de vida, de tradición centenaria, terminal obligada de la cocina tradicional de la ciudad. Godo era uno de los supervivientes de esa tradición en vías de extinción, el tabernero que hablaba con su clientela, que la conocía y mimaba, no importaba condición social, ni apariencia.

Godofredo Chicharro

Godofredo Chicharro

Entrabas en Ciriaco y Godo te atendía siempre como a un príncipe, conocedor en primera persona de los chascarrillos de la corte, te contaba entre chistes y mil bromas, las últimas noticias, era un libro abierto, con la discreción necesaria del que lo sabe todo y no cuenta nada.

Era un hombre con una sonrisa permanente, que te imitaba a mexicanos, que conocía todas las noticias e historias de la gente que pasaba por sus mesas. Un hombre entrañable, que empezó a trabajar de niño inflando los pellejos del vino y como medidor de chatitos.

Un trabajador nato que en 1967 se encargaba junto con su hermano Ángel de Casa Ciriaco, el arquetipo de la taberna ilustrada; cenáculo de pintores, escritores, toreros, políticos, reyes y gentes del buen vivir.

Tertulias, momentos para la historia, personajes y largas sobremesas  han pasado por la vida de Godofredo en su Casa Ciriaco, un santuario de la memoria de la capital.

Godofredo Chicharro y José Ribagorda en Casa Ciriaco

Godofredo Chicharro y José Ribagorda en Casa Ciriaco

Ciriaco es pura vida, es parte de nuestra historia. Fue en 1906 antes de llamarse Ciriaco cuando la fachada de este emblemático lugar de Madrid contemplaba como un anarquista, Mateo Morral intentaba acabar con la vida de Alfonso XIII y su esposa Victoria Eugenia el mismo día de su boda. No acabo con la vida de los reyes, pero si con la de decenas de personas que contemplaban la comitiva. Un duro suceso que convierte a este lugar en un referente de nuestro pasado.

Con Godofredo mantuve una entrañable entrevista para “Cocineros sin Estrella”. En la que Godo me contaba parte de la historia de este local. Orgulloso de haberle dado un reconocimiento a través de “Cocineros sin Estrella” a este maravilloso lugar, a mi querida cocinera Amparo, a todos los que conforman su equipo y a unos platos que han recibido merecidas loas de ilustres y grandes comensales. Aquí os la dejo.

Ciriaco es un lugar donde resuenan palabras, reflexiones, ideas que probablemente configuraron la España que hoy conocemos y allí todo sigue igual. En 2017 Casa Ciriaco cumple 100 años de historia sin que Godo pueda disfrutarlo, pero allí siempre quedara su espíritu, sus largas horas de trabajo, su amabilidad y su profesionalidad. Desde aquí todo mi cariño y afecto para el gran equipo de Casa Ciriaco. Adiós Godo, gracias por tantos buenos momentos.

5 Respuestas

  1. charito

    Descanse en paz un beso grande para su familia.Que pena q ya no este con nosotros uno de los grandes.Esta tarde al ir al teatro Español para comprarme una entrada para “La muñeca de porcelana para el día 10 ,he pasado por el “Abuelo” y me he emocionado cuantos días iba mi abuelo a tomarse un vermut y gambas.Cuantas veces he ido con mis padres allí de pequeña, me he llevado una alegría al ver q sigue en pie y creciendo

  2. Rafa R.

    Se ha ido un grande del casco viejo de Madrid. Trabajador, noble, optimista, vitalista y sobre todo, buena gente. Aunque siga entrando a comer los callos de nuestra buena Amparo, ya nada será igual en Casa Ciriaco. Estarás en el cielo, Godo, seguro. Descansa en paz viejo amigo. Tu amigo Rafa

  3. Francisco Pérez Abellán

    Admirado Pepe Ribagorda: Ciriaco ya se llamaba Ciriaco cuando Mateo Morral arrojó la bomba. Precisamdente este año se cumple el 31 de Mayo el 110 aniversario. Te lo digo yo que he hecho una investigación que da la vuelta a la historia y echa por tierra
    todo lo que hasta ahora se contado de aquel atentado. Los muertos fueron 23 en el acto y 108 los heridos. El relato que hacen los libros de historia no ha penetrado en la realidad que lo provocó. Tuve la suerte de pñoder contarselo a Godo muy interesado en este tema, despejarle la duda de si era verdad que el señorito Morral pagaba con
    billetes de 500 pesetas que sí existían y rogarle que cambiara el manojo de flores en conmemoración de las víctimas porque la bomba se tiró desde el balcón de al lado. Apasionante conocer a Godofredo Chicharro, el mejor de los reyes godos. Un abrazo. Prof. Dr. Francisco Pérez Abellán Que Casa Ciriaco ya se llamaba así en 1906 puede verlo cualquiera en la foto enmarca que está colgada según se entra a la derecha y que se hizo poco después de la explosión.

  4. OLGA MARIA RAMOS

    Querido amigo, como sabes, cada tercer lunes de mes, nos reunimos “Los amigos de Julio Camba”. Además de analizar alguno de sus jugosos artículos, este lunes recordaremos al gran GODO. He querido informarte de ello dada tu amistad y admiración por este “tabernero ejemplar”. Será en Casa Ciriaco el lunes 18 de Abril 20:00 h Bs Olga María Ramos

Deja un comentario