Restaurantes

SINSOMBRERO

SINSOMBRERO irrumpe en el panorama gastronómico madrileño con una propuesta auténtica y revolucionaria basada en la cocina de mercado.

Mannix, en plena forma

Marco Antonio mantiene la sabiduría que heredó y no ceja en el empeño de mantener la excelsa calidad, tanto del producto que maneja, como de la sapiencia a la hora de elaborarlo, con agua y sal como únicos ingredientes.

Asturianos, un valor seguro

Nunca me cansaré de homenajear a las antiguas guisanderas. Es el caso de Doña Julia, que excelentemente secundada por su hijo Alberto, lleva más de medio siglo haciendo las delicias de los que gustan de esos platos de todos los tiempos, guisos inmortales sin fecha de caducidad.

Amparito Roca, puro sabor

esús Velasco ha convertido el Amparito Roca del madrileño barrio de Salamanca en uno de los lugares más solicitados por una clientela que Jesús ha sabido fidelizar, gracias a su decidida apuesta por el producto y por una cocina sin estridencias, soflamas y artificios que reivindica el ayer, pero que sabe proyectarse al futuro.

Arroz con Vieiras en el “O Noso”

Siempre que voy me cuelo en la cocina, donde Ana y su equipo preparan auténticas delicias gastronómicas basadas en el producto de proximidad, en el recetario de toda la vida y en la calidad. Todo aquí sabe a Galicia.

La caldeirada de pulpo en el Bar Playa

La calidad y la frescura de sus productos han hecho de este lugar su tarjeta de presentación, os hablo del Bar Playa, situado en un pequeño rincón de la ría de Pontevedra, un restaurante modesto, sin pretensiones donde el protagonista indiscutible es el producto.