¿Qué se cuece?

Dos cañas quitan el dolor mejor que el paracetamol

Investigadores de la Universidad de Greenwich, en Inglaterra, han descubierto que consumir dos cañas puede reducir el malestar físico en una cuarta parte. Esto se debe a que el alcohol aumenta la dosis en sangre un 0,08% y consigue ampliar el umbral de dolor en las personas. Por tanto, tiene un efecto analgésico que calma el dolor.

Según la investigación publicada en el Journal of Pain, los investigadores afirman que beberse un par de cañas o un par de vinos es más efectivo para quitarse el dolor de cabeza que tomar un Paracetamol.

Dos cañas quitan el dolor mejor que el paracetamol

Han llegado a esa conclusión después de analizar 18 estudios, en los que se observó a unas 404 personas, que analizaban el efecto de diferentes dosis de alcohol en la respuesta al dolor de los seres humanos.

“Los resultados sugieren que el alcohol es una analgésico eficaz que logra reducciones clínicamente significativas en las puntuaciones de intensidad del dolor. Esto podría explicar el abuso del alcohol en aquellos pacientes que tienen un dolor persistente, pese a las posibles consecuencias para la salud que tiene a largo plazo”, señalan.

El doctor Trevor Thompson, que ha coordinado el estudio de esta universidad en Londres, ha explicado a The Sun: “El alcohol puede ser comparado con fármacos opiáceos como la codeína y sus efectos son más potentes que los del paracetamol”.

“Si podemos hacer una droga sin los efectos secundarios dañinos, entonces podríamos tener algo que es potencialmente mejor que lo que está ahí afuera en este momento”, ha añadido.

Sin embargo, no está claro si el alcohol reduce el dolor porque afecta a los receptores cerebrales o porque reduce la ansiedad. Los expertos quieren dejar claro que los resultados no demuestran en ningún caso que el alcohol sea bueno para la salud y reiteran que, a largo plazo, los efectos del consumo de alcohol son tremendamente dañinos.

Deja un comentario