Productos

Trucos para adelgazar haciendo cambios en el desayuno

El desayuno es la comida más importante del día. Tanto es así, que con hacer varios cambios en tu rutina durante el desayuno podrás perder peso y mantenerte en tu línea. No consiste en quedarte con hambre si no en variar en algunos alimentos y malos hábitos.

Cordon Press

Hemos recopilado un total de nueve cambios o incorporaciones que debes hacer en el desayuno para mantenerte en forma y conseguir bajar tu peso. Estos trucos son fáciles de adaptar a tu rutina ya que consiste en sustituir unos alimentos por otros más saludables o con menos grasas. Además, esta nueva rutina te hará coger más fuerzas para todo el día y ‘quemar’ más fácilmente lo que has desayunado.

Sobre la bollería y los cereales

La bollería suele suponer un desayuno rápido y rico muy recurrente para muchos, pero lo cierto es que no es nada saludable, ni cuando son dulces caseros. Tienen grasas y azúcares perjudiciales para la salud, por eso si se busca bajar de peso hay que prescindir de bollos y productos similares.

En cuanto a los cereales, que contienen una gran cantidad de calorías y demasiado azúcar, tampoco son recomendables. Conviene tomar en el desayuno alimentos que contengan esos hidratos de carbono pero menos azucarados, como la avena o la fruta.

Reemplaza la mermelada

Reemplaza la mermelada

Las mermeladas industriales tienen una gran cantidad de azúcar que no ayudan nada a nuestra dieta de adelgazamiento. Es preferible, o bien, hacerla casera sin azúcar, o bien, reemplazarla por otros productos saludables y de calidad como el jamón serrano o de york, o huevos revueltos. Esto ayudará a nuestra salud y, además, nos proporciona menos azúcar y calorías y nos sacia más que la mermelada.

Desayuna sin prisas

Es normal que cuando vamos ‘pegados’ de tiempo a algún sitio desayunemos rápido y en cualquier lugar sin ni siquiera sentarnos. Esto es un error. Debemos levantarnos con el tiempo suficiente para que nos de tiempo a desayunar relajados. Además, es aconsejable esperar una media hora después de levantarnos para comer algo.

Toma yogures solo naturales

El yogur es una gran elección para el desayuno de nuestra dieta, siempre y cuando sea natural y desnatados. Por ello, hay que evitar los yogures de sabores porque llevan un tipo azúcar innecesario para nuestro organismo. Si no te gusta el yogur natural sin azúcar, puedes incorporarle fruta u otro producto natural que le darán sabor y seguirá siendo saludable.

Raciona la comida

No es beneficioso comer en exceso nada más levantarnos, por mucha hambre que tengamos. Es aconsejable comer lo justo para quedarnos satisfechos, ya que si te llenas demasiado el estomago no realizarás de forma óptima las cinco comidas al día que debes hacer. Por ello, cuando te hagas el desayuno intenta pensar en reducir cantidades o prescindir de algún alimento, como los azucarado o altos en grasas.

Toma piezas de fruta, nada de zumos

La pieza de fruta contienen muchas vitaminas y nutrientes que nos ayudan a coger fuerzas para el día y que se pierden cuando la exprimimos. Además, la pieza sacia más ya que se tarda más en comer que cuando tomas un zumo. Por ejemplo, comer una naranja es mejor y sacia más que un zumo de naranja natural recién exprimido.

Aceite de oliva mejor que mantequilla

Aceite de oliva mejor que mantequilla

Es preferible ‘tirar’ de producto español y, además, de calidad para nuestro desayuno en este caso. El hábito de tomar una tostada con mantequilla está muy extendido en nuestro país, pero debemos sustituir ese alimento alto en grasas por otro de calidad y mucho más saludable como es el aceite de oliva (virgen extra, preferiblemente). El aceite de oliva reduce el colesterol malo y aumenta el bueno, y a la hora de adelgazar es más recomendado que la mantequilla.

Un café matutino

Algunos estudios recomiendan el consumo de cafeína de manera diaria, unos 100 miligramos. Tomar una taza de café por la mañana nos ayuda a quemar hasta 150 calorías durante el día. Intenta evitar el azúcar y la sacarina y apuesta por stevia, un producto saludable cuyo uso está creciendo.

Usa frutos secos como complemento

Si vas a tomar una tostada, avena o un yogur intenta incorporar algunas piezas de frutos secos como almendras o nueces. A parte de dar un gran sabor y textura al desayuno, aporta grasas saludables (insaturadas) y el desayuno te saciará mucho más, por lo que no necesitarás desayunar tanto.

Siguiendo todos estos consejos notarás un gran cambio en tu cuerpo, no solo de peso, sino también de fuerza, ya que estos trucos te ayudarán a mantenerte con energía durante todo el día.

Deja un comentario