Productos

Cinco pasos para acabar con tu michelín antes de Navidad

1.- Deja de consumir más calorías de las que gastas. Nunca perderás peso si ingieres más calorías a diario de las que tu cuerpo necesita. Tienes dos opciones: o reduces la ingesta calórica o aumentas el gasto a través del ejercicio aeróbico.

2.- Toma las decisiones correctas. Consumir menos calorías no te ayudará en la lucha para perder la grasa del estómago si las calorías que ingieres provienen de alimentos altos en contenido graso y en azúcares. Come muchas frutas frescas y verduras; son altas en fibras y te ayudarán a sentirte lleno. En lugar de refrescos y otras bebidas altas en azúcar, bebe agua o té sin endulzar o levemente dulce.

Telecinco.es

3.- Ejercitarse de manera adecuada. No pierdas el tiempo haciendo abdominales. Para perder la grasa del estómago y de la espalda debes quemar calorías. La única forma de lograrlo es permanecer en movimiento durante un largo período de tiempo, lo ideal sería de 30 a 45 minutos diarios. Un ejemplo de ejercicios adecuados incluye correr, andar en bicicleta, bailar, saltar la cuerda y caminar.

4.- Tratar de no sentir demasiada hambre. Al ejercitarte más, aumentarás el metabolismo y necesitarás comer en el momento correcto para no sentir mucha hambre. En lugar de enfocarte en el desayuno, almuerzo y cena, trata de ingerir varias comidas pequeñas y saludables a lo largo del día. Por ejemplo, puedes comer avena, frutas y té para el desayuno, seguido de un refrigerio ligero a las dos horas, un almuerzo de pan de pita relleno con una pequeña ensalada, otro refrigerio ligero a las dos horas, una cena saludable y otro tentempié una o dos horas antes de acostarte.

5.- Tener en cuenta que el proceso llevará su tiempo. Perder peso no es algo que puedas lograr de la noche a la mañana. La regla de oro es que con un ejercicio moderado y una dieta adecuada, perderás de 2 a 3 kg al mes.

Deja un comentario